10 poderosos hábitos de las personas súper exitosas

Businesspeople in office

mayo 28th, 2015

La gente exitosa son simplemente aquellos con hábitos exitosos.Brian Tracy
Solemos pasarnos la vida envidiando a toda la gente que “lo ha conseguido”. No somos capaces de reconocer exactamente por qué ellos están donde están en la vida, y nosotros (aparentemente) no hemos conseguido lo mismo.

Nos confundimos a nosotros mismos pensando qué trucos o magia negra utilizan estas personas en sus vidas para conseguir llegar hasta lo más alto de la cima de los negocios… y de su propia vida.

Pero el verdadero secreto de su éxito es este:

Todos los aspectos exitosos que reconocemos en una persona en realidad no son más que la acumulación de distintos hábitos.

¿Qué es la acumulación de hábitos?
La acumulación de distintos hábitos es el proceso de agregar, poco a poco, nuevas costumbres que enriquezcan tu vida en el día a día.

Estas actividades diarias se “acumularán” con el tiempo y conseguirán que lleguemos al “nivel de éxito” que deseamos. Para que lo visualices mejor, he preparado el siguiente gráfico que te ayudará a entenderlo.

La cantidad y calidad de cada hábito de éxito que ejecutes definirá la altitud de tu nivel de éxito. He visto este patrón repetido en muchas personas de éxito en los últimos años, como Bill Gates, Steve Jobs, y muchos más.

Al analizar y definir todas sus costumbres, he reunido una lista de lo que son los 10 hábitos más poderosos que debes implementar en tu vida.

10 hábitos esenciales para el éxito
1. Leer
He visto este hábito recurrente una y otra vez. Pero ¿por qué leer es tan efectivo?

Leyendo podemos saltarnos (parcialmente) el proceso de prueba y error al simular en nuestras mentes el futuro, basándonos en los conocimientos que hemos adquirido de los errores de otras personas.

¿Por qué cometer tus propios fallos si puedes aprender mucho más de los de otros?

Nos permite triunfar prediciendo qué pasará al adquirir información con la que podemos evitar muchos errores.

¿Cómo empezar? Empieza leyendo 15 páginas cada día (de obras de no ficción).

2. Visualización
En la vida solemos cosechar pensamientos en nuestra cabeza que nos desaniman a seguir adelante:

No soy suficientemente bueno
No tengo talento para las mujeres
No merezco ser rico
No soy capaz de perder peso…
Todo estos son ejemplos perfectos de pensamientos que nos limitan y que se convierten en profecías autocumplidas y básicamente nos robamos a nosotros mismos todo lo que deseamos en la vida.

Y aquí viene la mejor parte:

En realidad, las personas no estamos limitadas por estas percepciones y, de hecho, somos capaces de cambiar a mejor. La manera en que te percibes a ti mismo y a lo que te rodea es lo que te hará limitarte o superar tus propios obstáculos.

¿Cómo empezar? Empieza por mejorar la imagen que tienes de ti mismo y del mundo que te rodea para que tus metas crezcan hasta objetivos más altos.

El método que yo utilizo es escribiendo cómo quiero percibirme a mí misma y visualizando en detalle cómo actuaré en ciertas situaciones que me cuestan ejecutar. ¡La repetición es la clave! Con el tiempo, esos pensamientos se convertirán en realidad.

3. Ejercicio y dieta
Nuestro cuerpo es la inversión más importante que haremos en nuestras vidas. Y es la única cosa de la que estamos 100% seguros de que lo necesitaremos durante toda nuestra vida.

Sin embargo, cada día sigo viendo cientos de personas dándose grandes comilonas de comida rápida, bebiendo alcohol y rechazando cualquier forma de ejercicio.

Esto debe cambiar, y debemos empezar a tomar más frutas, vegetales, y menos comidas llenas de grasas que no nos harán ningún bien ahora ni en el futuro.

Piénsalo bien:

Compara tu cuerpo con un coche que conduces. Si no cuidas de tu coche, ¿qué pasará? Dejará de funcionar. Pero con tu cuerpo, al contrario que con un coche, no podrás comprar uno nuevo.

¿Cómo empezar? Asegúrate de que realizas todos los días algún tipo de actividad física. Puedes empezar caminando durante 30 minutos, subiendo por las escaleras en vez de por un ascensor, e incluir, poco a poco, otros ejercicios físicos.

4. Establece metas (escribiendo)
Escribir tus metas es un método probado que puede suponer un gran impacto en tu vida. Un estudio reciente de la Universidad de Harvard demostró que sólo un 3% del grupo investigado tenía metas y las escribían en papel.

Y 10 años después, cuando volvieron a entrevistar a ese grupo de personas, ese 3% de gente que escribía sus metas ganaba 10 veces más que el 97% restante que o no tenían metas, o simplemente no las escribían.

La verdad es esta:

Sin metas u objetivos, no tienes ninguna dirección en la vida y nada tangible con lo que trabajar. ¿El resultado? No irás a ninguna parte.

¿Cómo empezar? ¡Estableciendo metas! Siéntate unos minutos solo, piensa qué quieres conseguir, y ¡escríbelo!

5. Planear y priorizar
Haz las cosas más importantes primero. Este es un concepto simple del que muchas personas exitosas suelen hablar.

Lo que básicamente debes hacer es centrarte en un único y más importante propósito cada día (que se alinee con los objetivos que te has marcado para ti mismo) y perseguir ese propósito desde que te despiertas por la mañana hasta conseguirlo.

Todo lo demás son tan sólo distracciones que tienes que evitar. Así de simple.

¿Cómo empezar? Encuentra la tarea más importante de tu día y ejecútala. Establece límites de tiempo para conseguir esos objetivos. Los límites crean urgencia. Y la urgencia hace que las cosas se finalicen.

6. Gestión del dinero
Otro pilar importante del éxito es cambiar la mentalidad del consumidor por la mentalidad del inversor. Mira a tus billetes y monedas como si fuesen semillas.

Gastando tu dinero que tanto te ha costado conseguir de forma inteligente serás capaz de hacer crecer tus inversiones en pagos mucho mayores con el tiempo.

No compres ridículos celulares que cuestan demasiado
No amases grandes cantidades de deudas
No vivas por encima de tus posibilidades

Cosas tan básicas como esas son las que hacen una gran diferencia para el futuro.

¿Cómo empezar? Lee algunos grandes libros sobre pensamiento y finanzas y administración del dinero como Padre Rico, Padre Pobre, de Robert T. Kiyosaki, o El Inversor Inteligente, de Benjamin Graham.

7. Despertarse temprano
Nuestro tiempo en la Tierra es limitado. Tenemos un tiempo de vida promedio de 78.6 años, y pasamos 25 de esos años ¡durmiendo!

Por eso es esencial que no seas flojo, y que aproveches todas las horas del día que puedas. ¡No te despiertes a las 10 de la mañana, madruga y hazlo a las 7!

¿Cómo empezar? ¡Empieza por despertarte una hora antes cada día! Eso son 365 horas extras al año que equivalen ¡a más de dos semanas! ¿A qué estás esperando? Tic – toc…

8. Construye tus fortalezas
Todos nacemos con un conjunto único de fortalezas y talentos aunque raramente desarrollamos esas capacidades naturales. Caemos en la trampa de creer que “podemos ser lo que queramos” y nos alimentamos con eso.

Esta es la verdad:

Sólo podemos actuar y alcanzar el éxito a través de nuestras fortalezas.

El talento sirve solamente como amplificador para llegar a tu nivel de éxito. La fortaleza puedes generarla tú mismo mientras que el talento puro es increíblemente difícil de conseguir.

Mi consejo para esto es: construye tu vida basándote en lo que eres bueno, pero mejora tus debilidades hasta el punto de que éstas no puedan limitarte o pararte.

¿Cómo empezar? Una buena manera de conseguir conocerte bien a ti mismo es tomando un test de personalidad como el de 16personalities.com. Creo que los resultados son perturbadores, pero a su vez, absolutamente maravillosos.

9. Relacionarse y tener habilidades sociales
Mucha gente exitosa no sólo han llegado donde están por sus habilidades y talentos, sino porque también han sabido darse a conocer a los demás.

¿Alguna vez has escuchado el refrán: no es lo que sabes, sino a quién conoces? En términos de alcanzar el éxito, esto es una gran verdad.

No sólo asciendes por tus propios méritos. La gente alcanza el éxito porque otros les suben hasta allí.

Además, rodeándote de otra gente de éxito, tu propio nivel de rendimiento se incrementará. Esto se debe a que la gente que vemos a menudo establece los estándares para lo que es apropiados y nosotros intentamos adaptarnos a ese entorno.

¿Cómo empezar? Lee algunos libros de habilidades sociales básicas como Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie, y ¡consigue valiosos recursos para empezar a relacionarte!

10. Carácter
Por último pero no menos importante: ¡carácter! Estableciendo para nosotros mismos unos ciertos estándares para un comportamiento aceptable, somos capaces de conectar con otra gente a un nivel genuino.

Cosas como ser honesto, guardar secretos, tener integridad, no engañar, no robar, y más. La gente automáticamente quiere conectar con aquellos que no tienen misterios y son puros de corazón.

La inmoralidad es lo que rompe relaciones.

¿Cómo empezar? Escribe ciertas reglas para ti mismo (una especie de código de conducta) para vivir y que te llevarán a una vida exitosa (sea lo que sea que eso significa para ti).

Asegúrate de incluir aspectos esenciales como la integridad, honestidad, responsabilidad, etc. Lee estos valores cada día cuando te despiertes y vive cumpliéndolos.

¿Qué otros hábitos para tener éxito conoces?

Vía Gananci.com

Deja tu comentario

Síguenos en todas nuestras redes:

Encuéntranos en Facebook

¡Susbríbete para recibir noticias!

FOCO
Online
Próximamente