6 motivos para hacer ejercicio y estar feliz

19

septiembre 29th, 2014

Por Health Coach Clau

Claro, tu sabes que el ejercicio es bueno para ti. Te mantiene en tu peso ideal o te ayuda a bajar de peso, te mantiene joven, activa y con la mente clara. Pero ¿sabías que el ejercicio también te hace una persona feliz? Es verdad. Cuando haces ejercicio y estás activa de una manera regular y constante, no es solo una coincidencia que tus niveles de estrés están bajos, que tienes menos ansiedad y en general estás más feliz.

Aquí 6 razones de por qué el ejercicio te hace genuinamente feliz:

1. Libera químicos aliviantes naturales del dolor en el cerebro.

Dopamina, un químico que juego un papel muy importante en la felicidad, es un neurotransmisor en el cerebro que es necesario para sentir placer y felicidad. Muchos estudios sugieren que a medida que envejecemos, constantemente estamos perdiendo nuestras reservas de dopamina, por eso es que necesitamos constantemente buscar experiencias que liberen dopamina.

La mejor manera para incrementar la producción de dopamina en el cerebro es hacer ejercicio. Así que corre, muévete, brinca y juega para que estés feliz.

 

2. Reduce tus niveles de estrés.

El ejercicio aeróbico regular reduce los niveles de hormonas del estrés ya que elevas tu frecuencia cardiaca y provocas un cambio hormonal induciendo un equilibrio hormonal. Cuando te sometes al estrés del ejercicio tu cuerpo se volverá un experto en manejar el estrés y menos estrés es igual a una vida sana y feliz.

Recuerda que para mucha gente el ejercicio ha aliviado depresiones de una forma tan efectiva como los medicamentos antidepresivos.

 

3. Te energiza. 

Claro que tienes esos días que te sientas muy cansada como para hacer ejercicio. Pero por más exhausta que estés después de un día largo de trabajo, atender a tu familia o recuperarte de un fin de semana ocupado, haz lo mejor que puedes y organízate para hacer mínimo unos 25 minutos de ejercicio, por que lo más probable es que te sientas con más energía después de tu actividad física a como te sentías antes.

Así que la próxima vez que te esfuerces en brincar del sofá y hacer ejercicio, te sentirás con mucha más energía durante tu día y más energía significa más felicidad.

 

4. Empodera tu cuerpo y mente. 

Cuando no te sientes contenta con tu cuerpo o como te ves, es muy fácil tener auto-estima baja, y esto puede tener un efecto negativo en todas tus áreas de tu vida incluyendo relaciones, vida laboral, logro de metas y objetivos y aspiraciones.

Cuando empezamos a hacer ejercicio y tu cuerpo se ve transformando poco a poco, tu auto-estima cambia. No solo el ejercicio va a ayudar a que te veas increíble, también te hará sentir fuerte, independiente y con más seguridad personal. No hay nada mejor como un empuje de seguridad en uno mismo para aumentar la felicidad.

 

5. Reduce la ansiedad

Si sufres de ansiedad, el ejercicio es la cura más sencilla que existe. Estudios recientes sobre el efecto del ejercicio muestran que las personas que sufren de ansiedad, la prescripción inmediata que la mejora es hacer ejercicio que su efecto es similar o mejor que meditar y terapia psicológica.

Así que la próxima vez que te sientas ansiosa ponte a hacer ejercicio, así te sentirás más feliz por el resto de tu vida.

 

6. Combate el insomnio. 

¿Batallas en dormir? Olvídate de tu pastilla para dormir e intenta hacer ejercicio mejor. El mantenerte activa y ejercitada constantemente ha demostrado que mejora los problemas del sueño o el gran problema de no dormir. Incluso cuando te levantas en la mañana tienes más ganas de hacer cosas y de estar activa cuando un día anterior hiciste ejercicio. Al final el dormir profundamente y descansar te hace una persona más feliz.

Ahora te comparto la receta del ejercicio que puedes probar para ver como te va. Es muy sencillo le llamo la técnica 1-3-1 que libera dopamina, mejora el funcionamiento del sistema digestivo, mejora tu humor reduciendo tus niveles de estrés y te deja descansar en las noches. No necesitas nada más que a ti. Sal afuera de tu casa y busca un parque o un lugar donde te sientas cómoda corriendo.  Calienta con una caminata fluida por 5 minutos, ahora camina rápido por un minuto, después trota suave por 3 minutos y después trota rápido por un minuto. Repite esto hasta llegar a los 30 minutos. Finaliza con 5 minutos de caminata suave para recuperar y estira por unos 5 minutos. Haz este ejercicio un día si y otro no. Los días que no corras practica un tipo de yoga o pilates o levanta un poco de pesas o haz ejercicio con tu propio peso para que generes músculo y este también te proteja.

 

¡Haz ejercicio y se feliz! Agradezco el tiempo que te tomaste para leer este artículo. Cualquier duda que tengas escríbeme a info@healthcoachclau.com

 

Deja tu comentario

Síguenos en todas nuestras redes:

Encuéntranos en Facebook

¡Susbríbete para recibir noticias!

FOCO
Online
Próximamente