Empoderando a mujeres para alcanzar sus sueños

11

diciembre 1st, 2014

Por Viviana Cadavid

Seguir tus sueños requiere valentía y determinación, pero más allá de esto, tiene que existir una genuina pasión por ellos. Yo soy Viviana Cadavid y fue un orgullo haber podido participar en el prestigioso e inspirador evento de FoCo, en Medellín, el pasado 18 de octubre, donde  tuve la oportunidad de presentar mi sueño, la fundación Cada Vida.

Desde hace mucho he sentido un llamado por ayudar a aquellos en condiciones más necesitadas. Gracias a mi aventurera abuelita, quien me cultivó un aprecio especial desde pequeña hacia los presos, siempre he sentido que todos somos responsables de ayudar a los menos favorecidos. Desde hace algún tiempo despertó en mí un instinto que me llevó a dar un cambio gigante en mi vida para hacer mi sueño posible. Especialmente hacia con las mujeres, quienes son líderes de hogar y tienen un impacto avasallante en la sociedad y el mundo. De esta pasión nació Cada Vida.

Creo firmemente que al cambiar una mujer existe una repercusión monumental de todo lo que mejora por implicación: la dinámica familiar, los hijos, la familia y sociedad. Por eso considero el trabajo de educar y empoderar a nuestras mujeres, una importante prioridad. En Latinoamérica es evidente que el machismo es parte de la cultura. Muchas veces esta tendencia constituye una sociedad en la cual las mujeres dependen económicamente de sus maridos y no hay espacio para un ingreso autónomo, que les permita mejorar su calidad de vida.

Empoderar a las mujeres implica darles un voto de confianza. Invertir herramientas y apoyo que les generen confianza en ellas mismas. Cuando uno tiene fe y confianza en sí mismo, se logra todo lo que se propone. Y es por esto que con una inyección de confianza a nuestras mujeres, todo cambia. La esencia de Cada Vida es el empoderamiento de las mujeres a través de la capacitación. Nuestro proyecto pionero, Puntadas de Mujer, entrena a mujeres para ser microempresarias en la industria textil. El proyecto consiste en aprovechar las donaciones de grandes industrias Colombianas que fabrican ropa de vestir. Nuestras mujeres reciben la mercancía y son entrenadas para vender las piezas en sus comunidades y así generar una entrada de dinero independiente. El proyecto está enfocado en la Comunidad 13, en Medellín, Colombia. Nuestro propósito es expandirlo al resto de Colombia y en etapas futuras, al resto de Latinoamérica.

Mi sueño es ayudar a nuestras mujeres a alcanzar los suyos. Cada Vida busca crecer y expandirse en direcciones innovadoras y creativas. Actualmente estamos cocinando el magnífico proyecto Origomu, el cuál busca trabajar con mujeres que están en la cárcel para fabricar joyas con materiales reciclados bajo la dirección de la artista Tatiana Pages. Este es sólo el comienzo para Cada Vida y su labor de empoderamiento de mujeres.
Los invitamos a conocer y explorar nuestra página web, donde podrán conocer más del proyecto: http://cadavida.org

 

Deja tu comentario

Síguenos en todas nuestras redes:

Encuéntranos en Facebook

¡Susbríbete para recibir noticias!

FOCO
Online
Próximamente