La importancia de trabajar en conjunto

13

noviembre 3rd, 2014

Por Martha Herrera

Cuando hablamos de empoderamiento, hablamos de aumento de la fortaleza espiritual, política, social o económica de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven.
Para CEMEX, hablar de responsabilidad social lleva implícito hablar de empoderamiento de personas que traducimos en el hecho de que sean ellas, en presente y primera persona quienes tomen la iniciativa, hagan las cosas por sí mismas y se sientan capaces de transformar su vida y diseñar su propio destino. Un proceso que implica también el desarrollo de la persona de una confianza en sus propias capacidades.
Definimos la responsabilidad social como la responsabilidad que tenemos de los impactos de nuestras decisiones y actividades en la sociedad y el medio ambiente a través de un comportamiento ético y transparente. En este sentido, nos hemos enfocado en 3 ejes fundamentales que son:
1.        Participación activa en el desarrollo de comunidades sustentables
2.        Desarrollo de Negocios sociales e inclusivos
3.        Empoderamiento y desarrollo de capacidades en las personas
En este último eje, trabajamos en todos los programas e iniciativas, teniendo como base la persona y su realización integral.

El punto de partida
Hacemos un análisis de necesidades e inquietudes de las personas para trabajar en los  programas dentro de nuestras comunidades y así, establecemos las iniciativas a desarrollar con cada una de ellas. Una estrategia hecha a la medida donde identificamos desde los factores de riesgo hasta las oportunidades para armar un plan de desarrollo. Así, tenemos iniciativas que van desde la de superación personal y autoestima, convivencia,  finanzas sanas, salud y educación y en particular, en programas de desarrollo de capacidades con cursos específicos que les enseñen un oficio y después a instalar su propio negocio y su comercialización o sus servicios. Estos son parte de los cursos que damos en nuestros centros comunitarios pero también tenemos otras iniciativas integrales como el Programa integral de autoconstrucción asistida PiAC donde las personas en situación de pobreza extrema autoconstruyen su vivienda bajo un modelo en el que se trabajan los valores de respeto, autoestima, creación de comunidad, familia, dignidad en el trabajo y también, la creación de su propio patrimonio y legado para sus hijos. Se trata de que construyan un hoga y al mismo tiempo una comunidad y no solo su casa.

La importancia de trabajar en conjunto
Hablar de corresponsabilidad y co creación con otras organizaciones con las que hemos hecho sinergia, tiene como resultado la implementación de proyectos productivos, como parte de nuestra misión de contribuir al desarrollo del país, pero también es cierto que los actores principales han sido los miembros de estas comunidades y su voluntad de dejar atrás el estancamiento y la marginación… primordialmente las mujeres.

En estos más de 10 años,  en 400 comunidades en México, hemos trabajado en conjunto con 6.2 millones de mexicanos de los que más de 3 millones de mujeres nos enseñaron un verdadero proceso de transformación y a quienes homenajeamos hoy a través de Todas somos esperanza.org.. Mujeres que, por decisión propia y quizá, ante paradigmas culturales y sociales, aprovechan la mínima oportunidad para dejar atrás el desaliento de las estadísticas actuales que hay en México. Buscan algo muy claro: forjar un presente más digno y un futuro esperanzador, tanto para ellas como para sus familias.
Pensamos que, si queremos contribuir a la consolidación de comunidades sostenibles y a la búsqueda de soluciones a problemáticas sociales y medioambientales. Lo que en principio creíamos que sería única y exclusivamente la aplicación de métodos, pasos y consejos para incentivar el desarrollo comunitario e iniciar procesos de transformación, se ha convertido en una lección de vida para nosotros como empresa.

Construir, transformar y mover son acciones que conjugan cada una de las historias de empoderamiento quienes para CEMEX, constituyen el motor del futuro en México. Nos enseñan también que en la medida en que les impulsemos y guiemos, ellas harán lo mismo con todo su ecosistema, lo que  potenciará la reconstrucción del tejido social que tanto anhelamos y, consecuentemente, disminuirá la brecha de las desigualdades sociales.

Deja tu comentario

Síguenos en todas nuestras redes:

Encuéntranos en Facebook

¡Susbríbete para recibir noticias!

FOCO
Online
Próximamente